Sprache wählen

News
aktuell

Huf Press information

Huf España revolucionará la seguridad del sistema de cierre de los coches a nivel mundial

La factoría de El Burgo de Osma, que prevé mantener una facturación de 70 millones en 2013, exporta el 85% de su producción

El Burgo de Osma, 25 marcho 2013
Sabía que la mayor parte de las llaves de los automóviles Audi que circulan por el mundo se fabrica en una empresa ubicada en El Burgo de Osma? Se trata de Huf España, la primera factoría que la multinacional alemana Huf implantó fuera de sus fronteras hace 30 años. ¿Y por qué eligió Eesta localidad soriana? Lo explica José Vicente Forner, director gerente de la planta desde hace un lustro: “estamos situados de tal forma que en un radio de 200 kilómetros se encuentran buena parte de los fabricantes automovilísticos implantados en España: Valladolid, Palencia, Pamplona, Vitoria y Zaragoza”.

La actividad de la compañía va mucho más allá de la fabricación de los elementos de apertura del vehículo. En concreto se centra en los sistemas de acceso, seguridad e inmovilización del automóvil, lo que incluye conjunto de llave y cerradura, manecillas delanteras y traseras, tiradores abatibles de los portones traseros, bisagras para apertura de ventanas y cañas de bloqueo de dirección, entre otras referencias. También trabaja el sistema key sensor (apertura automática de coche y maletero). Su producción ronda los tres millones de juegos de cerraduras al año y 45 millones de piezas de zamak (una aleación de zinc, aluminio, magnesio y cobre).

El plan estratégico de Huf España se centra a corto plazo en un proyecto, en el que trabaja para un grupo automovilístico “muy importante que aglutina varias marcas y que verá la luz en 2014”, avanza el gerente. Se trata de una evolución dentro del ámbito de las cerraduras y “multiplicará por diez la seguridad de éstas. Será la piedra angular de nuestro negocio para los próximos años”, apunta Forner.

‘Mecatrónica’
El componente electrónico juega un papel esencial en la actividad de Huf y sin embargo no se puede obviar la parte mecánica. Por eso  en la compañía acuñan el término mecatrónica -una mezcla de mecánica y electrónica- para definir los productos que fabrica.

Forner asegura que la planta soriana es una de las más eficientes del grupo y la que tiene uno de los ratios más elevados de calidad, un aspecto importante habida cuenta de que, como señala, la competencia interna entre las distintas factorías de la multinacional es elevada. “De hecho, hemos conseguido atraer producción que anteriormente se fabricaba en otras instalaciones”, indica. En este sentido, enfatiza que España ya no es un país low cost. “Los costes laborales no son una ventaja, aunque hemos ganado algún punto en competitividad con las últimas medidas adoptadas. Lo que sí debemos jugar son las bazas de la fiabilidad y la productividad. En los últimos meses hemos presenciado movimientos muy positivos en el sector, con fabricantes de automóviles que han trasladado proyectos y producción de otros países hacia España, lo que demuestra que confían en nosotros, ya que hemos demostrado que podemos ser competitivos, con una dilatada experiencia en esta actividad”.

Huf España facturó en 2012 cerca de 70 millones de euros, lejos de los 93 millones de cifra de negocio de los años previos a la crisis, que ha golpeado con especial virulencia a la industria del automóvil. No obstante, con una plantilla cercana a los 400 trabajadores, la compañía -tercera de la provincia de Soria por facturación- es el motor económico de la comarca de El Burgo de Osma. Forner confía en que tras unos años difíciles en 2014 se pueda volver a la senda del crecimiento.

La firma ha crecido mucho en las tres últimas décadas. De hecho, en sus inicios contaba con una decena de operarios y de los 3.000 metros cuadrados iniciales se ha pasado a los 18.000 metros cuadrados actuales, con tres turnos de trabajo de lunes a viernes.

Los clientes de la empresa son los principales fabricantes de automóviles, si bien el que destaca sobre el resto es Volkswagen. Por detrás se sitúan Ford, Audi, Seat y Mercedes, y entre las cinco firmas concentran el 80% de la producción.

Cabe destacar que un 85% de la fabricación de Huf España se exporta. “Este dato es positivo cuando marcha bien el mercado alemán, que es nuestro principal destino, pero por otro lado es una pena no aprovechar la cercanía de tantos fabricantes de automóviles para poder ser sus proveedores. Ésa es nuestra asignatura pendiente”, apunta Forner.

El molde, epicentro del proceso
Huf España posee el que en su día fue el primer centro de moldistas de Castilla y León. “Tenemos a los mejores y es algo que nos hace únicos dentro del grupo. La zona de plásticos y zamaks es el alma de la empresa”, precisa el gerente, quien añade que es una de las partes principales de todo el proceso. “El corazón de nuestro know how comienza en el molde y en esta sección trabajamos con una precisión total, casi de relojería”. Forner subraya que todos los procesos de fabricación en Huf España se encuentran “absolutamente integrados, lo que nos permite ser autosuficientes y tener una visión total sobre todo el proceso, lo que redunda en una mayor eficiencia”.

Certificados
En la industria auxiliar del automóvil es indispensable contar con numerosos certificados para poder convertirse en proveedor de las grandes marcas. Huf España cuenta con la ISO 14001 de gestión medioambiental, la ISO TS 16949 de gestión de calidad con el objetivo de una mejora continua, la OHSAS 18001 de salud y seguridad laboral y en 2010 fueron pioneros en la obtención de la ISO 27001 de gestión de la seguridad. Además, en 2008 la Junta les otorgó un Premio a la Prevención de Riesgos Laborales y en 2009 Ford les concedió la calificación Q1 de proveedor.

‘Lean Manufacturing’
“El mercado te exige flexibilidad y el producto que nos demandan es cada día más complejo. Además, el cliente reclama siempre mayor rapidez. Esto sólo es posible con la filosofía Lean, que nos ha permitido encontrar el camino”, afirma Forner. Ese sistema de producción ha provocado que desde 2010 la empresa haya adoptado diversas medidas para la mejora del sistema productivo, entre ellas un vuelco a la distribución de la fábrica (layout), según criterios de eficiencia y gestión visual para disponer las máquinas de forma más racional. “Ha costado tiempo dinero y mucho esfuerzo, pero el resultado es positivo”, apunta el gerente.

Responsabilidad social
“En El Burgo de Osma se puede aprender inglés y alemán en la Escuela Oficial de Idiomas gracias a Huf España”, señala el principal ejecutivo de la compañía en nuestro país para ejemplificar el alto grado de responsabilidad social que siente la compañía con una comarca donde mantiene a 400 familias de forma directa más otras muchas de forma indirecta. “Hemos patrocinado actividades deportivas, tenemos especial sensibilidad hacia los temas medioambientales -la compañía cuenta con su propio punto limpio- y promovido la igualdad de sexos, con la distinción Óptima”, precisa Forner. Los idiomas son esenciales dentro de esta firma que mira al exterior, por lo que cuenta con su propio profesor y los empleados reciben clases en las instalaciones.

Una empresa centenaria
Huf es una empresa familiar cuyo nombre procede de las iniciales de las dos familias propietarias (Hülsbeck und Fürst). Se constituyó en la ciudad germana de Velbert y cuenta con 105 años de historia. En 1920 ya fabricaba juegos de llaves para Mercedes Benz. A la apertura de su primera filial en el extranjero en El Burgo de Osma en 1983 le han seguido otras 18 plantas repartidas por todo el mundo, además de centros de desarrollo y oficinas comerciales, con 6.700 trabajadores y una cifra de negocio que en 2012 superó por primera vez los 1.000 millones de euros hasta alcanzar los 1.050 millones.

Un dato curioso es que Huf España colabora con la matriz germana para reclutar ingenieros españoles que se desplacen a trabajar a sus instalaciones en Alemania, ya que la compañía busca personal altamente cualificado.

Further information:

Huf España       
E-Mail: info(at)huf-group.com      
www.huf-group.com

.